Archivo de la categoría: Ensayos

Aborto

Leí que el ser humano tiene su nacimiento biológico, en el parto, claro, y luego el psicológico con las caricias de los padres; el primer contacto es con la madre y, si no es un desgraciado hijo de puta, con el padre, luego los abuelos y los tíos, aunque estos ocupan un segundo plano. Esto me asombró. Entonces me quedé pensando, y pensando, concluí que nuestro nacimiento es un trauma horroroso y brutal; Para empezar estabas en todo mullidito, tibio, protegido en el vientre y , si se puede decir, feliz, y de pronto un día de esos sin tener idea de porqué, eres abortado, expulsado violentamente de esa primera casa tibia como si bajaran el inodoro para ser recibido en un ambiente hostil; y empiezas a escuchar ruidos, y a sentir hambre y sed, y los olores y colores que te nublan el olfato y la vista, luego te cansas, se te llenan de aire los pulmones y, aunque en ese momento no lo comprendes, tus músculos te duelen porque no están hechos para ese ambiente, y te hallas agotado atrapado por un terror generalizado y paralizante. No entiendes nada. Coño, sí, eso es un trauma horrible. De allí que no hay psiquis sin amor, porque lo primero que entendimos después del parto, a través del cuerpo y nuestros sentidos, es que el amor es la salvación, la caricia materna nos instruye en eso; nuestro primer amor. El primer lenguaje es el físico, las caricias de la madre es la salvación de ese miedo, o terror, de encontrarse desnudo, indefenso, solo, hambriento, extenuado, con frío y sin saber qué mierda pasa. Nuestra búsqueda nos precede, el amor en realidad es el antídoto para el miedo y el sexo, o placer, es una especie de antídoto sintético, por supuesto antinatural y ponzoñoso, que cumple la función de una suerte de anestesia ante algunos síntomas producidos por ese miedo, esa enfermedad que nos corroe el alma. Porque el amor, ese amor primogénito, es la sensación de volver a casa, y la casa, supongo, es el origen bien conocido por cada fibra de nuestro ser pero desconocido para una mente embriagada con tantas mierdas sociales. Creo que todo este viacrucis de la humanidad por alcanzar el amor ha sido por esa necesidad casi fisiológica de curar ese miedo, terror, pavor que proyectamos en las guerras, peleas, mentiras, odios…

Sigue leyendo

Anuncios

Aprendiendo de Borges

“Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender…

Sigue leyendo

Algunas frases

Se me ocurrió compartir esto:

“Conocí a una chica magnifica, y quiere tener un hijo conmigo. De no ser porque tengo que criarlo, aceptaría.”

“Existen dos clases de fumadores, los que se tragan la saliva y los que la escupen.”

“Primero el postre, siempre.”

“El amor verdadero no es que sea tierno en la calle y perverso en la cama; siempre es perverso.”

“Cuando digas que Dios no existe procura no repetir lo mismo del Diablo.”

“No existe nada más hermoso, trágico y pendejo que un amor juvenil.”

“Existen quienes escriben poesía, otros ni se diga. En todo caso siempre es mejor escribir y morir de aburrimiento.”

“Existen quienes viven la poesía, otros la escriben. Ella intentó ser, y murió en el intento.”

“¿ Cuando fue la última vez que hablaste sobre amor? Felicitaciones, eres feliz. Sólo en caso que respondieras Nunca.”

“Cayó y fueron tan miserables que ni siquiera dibujaron su figura sobre el asfalto.”

“Los filósofos del mundo se reunieron para discutir el significado existencial del giro de la tierra sobre su eje, y ésta al poco rato se detuvo.”

“Siempre es romántico ver a una mujer mientras lee poesía. Y beba cerveza”

Son algunas de las frases de mis cuentos.

Caer

En algunos casos nunca se está demasiado bajo como para dejar de caer. Tampoco se deja de ser lo suficientemente tonto como para no seguir equivocándose. Y también lo opuesto, exceptuando que no dejamos de ser tontos. En ese caso podría aplicar una Arjonada o Cohelellada; uno debe mantener el equilibrio, estar en el medio de la mitad por así decirlo y ser feliz. Si has caído no busques consuelo, esfuérzate en levantarte.