Archivo de la categoría: Cuentos

Nueva historia

Es la historia de un padre de familia homosexual que después llevar una doble vida se realiza una operación de cambio de sexo. Deja a su familia y empleo como contador público para cumplir su sueño de ser Drag Queen en Estados Unidos. Triunfa y llega a ser conocido como la Madame sado. Sigue leyendo

Anuncios

Extracto de Disneylandia

“—Es de conocimiento público y notorio que Cenicienta fue esclava de sus hermanastras; limpió, cocinó, tejió y coleteó para ellas. Y según la historia, encontró un príncipe que la sacó de aquel mundo y fueron felices por siempre.

—Cierto.

—Falso, y me disculpa, la verdad es que nada cambió. Sí, tuvo una boda de ensueño, luego parió cinco niños y se convirtió en ama de casa; volvió a limpiar, cocinar, tejer y coletear, pero todo eso bajo el autoengaño de una felicidad perenne. Y de paso, cuando envejeció y perdió su figura, el príncipe le fue infiel con todas las cortesanas del reino. Pero de eso no se habla, tampoco sobre su alcoholismo ni su vuelo desde la Torre de la Alegría.”

Amigo

” Él es un amigo”. Es la forma que algunas mujeres usan para referirse a un amor incomprendido, incompatible, imposible… Y entiendes que la vida es un viaje. En algunas oportunidades tienes el honor de conocer a personas maravillosas, pero, tal como comenté,  es un viaje y nunca se detiene. Dejas a esas gentes atrás, luego sólo queda el recuerdo, pero en la mayoría de los casos el pasado muere y la mente humana no da para tanto, entonces olvidas y eres olvidado como esos amigos a los que ella se refiere con tanto cariño, a los que dice extrañar, pero no busca y recuerdas que también eres amigo de muchas.

Lejos del bien y el mal

Sólo el miedo al castigo o la búsqueda de una recompensa obliga al individuo a hacer lo que comúnmente se entiende como correcto. Las leyes rigen nuestra sociedad, su incumplimiento implica un castigo y la condena consiste en quitar lo más preciado que posee el ser humano; la libertad. Ahora bien, el concepto de libertad está íntimamente ligado al tiempo. Entonces un grupo de hombres son los encargados de determinar cuánto tiempo de libertad se le debe quitar a uno de sus semejantes que infringió la ley; esto se traduce en uno, diez, quince o veinte años, todo depende de la magnitud del daño. La pena máxima consiste en el asesinato del delincuente y pocos países la aprueban, quizás porque, en su inocencia, pensaron que con abolir la pena capital devolvían algo de humanidad a la sociedad. Pues no es así, precisamente la muerte es lo único humano que nos queda.

Sigue leyendo