Coherencia

Se debe tener en cuenta los cambios de sujeto y verbo, también los tiempos verbales y la longitud de la frase. Es cuestión de estilo. 

Alteraciones en torno al sujeto. Esto se refiere a que no se pueden juntar dos frases con dos sujetos distintos.

  1. “Martínez era un hábil delantero, pero la defensa contraria era agilísima para poder ser desbordada”

Se entiende que “pero” es una conjunción adversaria y , al mismo tiempo, copulativa, no puede ligar dos sujetos ( Martínez y la defensa contraria).  La explicación que da el libro es desde el punto de vista del lenguaje, sin embargo, lo veo de una manera más sencilla; si hablas de Martínez no existen motivos para hablar de la defensa. Podrías inferir que Martinez no pudo con la defensa, sin embargo, el mensaje no llega con claridad. En el ejemplo anterior sería necesario usar otra frase para aclarar lo que se quiso expresar.

  • “Martínez era un hábil delantero, pero no lo suficiente como para superar la agilísima defensa contraria”

Algo importante es que no se deben usar tiempos verbales complejos. Me refiero a que lo feo es feo cuando quiere ser bonito. Lo sencillo es hermoso, esto aplica en la vida. El libro plantea el siguiente ejemplo:

  1. “El carpintero examinó la madera y , después, el cepillado fue hecho con sumo cuidado”

Nota: hay un detalle en la redacción del libro que parece confuso; ” En este ejemplo ligamos el verbo examinar, la madera y el cepillado” . La madera no es un verbo y el cepillado tampoco. Creo que quedaría mejor: ligamos examinar, la madera y el cepillado.

El cepillado es el sujeto en la segunda frase. Entonces para evitar confusiones:

  • “El carpintero examinó la madera y la cepilló cuidadosamente”

Aquí un ejemplo de claridad y sencillez, se puede apreciar una economía del lenguaje. Por lo general recomiendo usar el pasado simple como tiempo verbal.

Las alteraciones del verbo son comunes. La ausencia de uniformidad en el empleo de la persona , voz o tiempo del verbo. Ejemplo:

  1. “Cuando nos toca la lotería, se pone uno muy contento.”

Para empezar, la primera fase está en plural y usa una voz activa. Luego viene un sentido indeterminado y la persona en singular.

  • “Cuando nos toca la lotería, nos ponemos contentos.”

El siguiente capítulo realiza una reflexión interesante. La variedad entre el periodo corto y largo. La diversidad de oraciones, tanto por su modalidad como por su amplitud, proporciona variedad y armonía en el texto. Se recomienda la variedad en la longitud para evitar la monotonía, sin embargo, cada escrito tiene características propias.

Un texto compuesto de frases largas suele resultar complicado, no obstante, otro formado por frases cortas resulta muy mal.  Varios ejemplos:

  • ” El conductor se caló la gorra. Encendió las luces de  carretera. Dio la llave de contacto. Metió la primera. Desembragó suavemente. Piso a fondo el acelerador. El coche salió disparado.”

Esto se puede expresar de otra manera:

  • “El conductor se caló la gorra y encendió las luces de carretera. Dio la la llave de contacto; metió la primera. Desembragó suavemente. Piso a fondo el acelerador. El coche salió disparado. “

Aquí está otro ejemplo:

  • “Por el camino avanza un carromato viejo, arrastrado por un caballo escuálido, de color gris ceniciento, acompañado por un perro mastín y seguido, más atrás, por un hombre de aspecto sórdido que empuja el carromato para ayudar al animal que no puede ya con su cuerpo.”

¿ Cuál de los ejemplos resulta más fácil leer?

  • “Por el camino avanza un carromato viejo, arrastrado por un caballo escuálido, de color gris ceniciento, acompañado por un perro mastín. Detrás del carro, un hombre de aspecto sórdido, empuja el carromato para ayudar al animal que no puede ya con su cuerpo.”

Nota: Aquí se ve uniformidad en el tiempo verbal.

Resulta más sencillo escribir frases cortas, debido a que un periodo amplio implica el riesgo de perderse en un laberinto. No obstante, el periodo amplio, si es manejado por un gran maestro del estilo, ofrece una cualidad artística inigualable. Entonces, lo más recomendable es ir con cautela. El libro de Martín Vivaldi ofrece un ejemplo de Cervantes:

“Si mis heridas no resplandecen en los ojos de quien las mira, son estimadas, a lo menos, en la estimación de los que saben dónde se cobraron; que el soldado más bien parece muerto en la batalla que libre en la fuga; y es esto en mí de manera, que sí ahora me propusieran y facilitaran un imposible, quisiera antes haberme hallado en aquella facción prodigiosa que sano ahora de mis heridas sin haberme hallado en ella.”

No se puede escribir sin leer, tampoco hacerlo con una gran cantidad de errores ortográficos. Un corrector es de ayuda,  sin embargo, este tipo de detalles no lo puede mejorar un corrector ( armonía, orden, claridad, sencillez y calidad artística). Para escribir como Cervantes tienes que ser Cervantes, y él está muerto. La literatura implica trabajo, paciencia y tenacidad . Recomiendo el libro de redacción de Martín Vivaldi, tiene ejercicios con respuestas. Aunque no las llamaría respuestas, diría recomendaciones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s