Las telenovelas

No sé por qué, pero me gustan. Los diálogos son de lo peor ¿qué clase de mujer dice “maldita lisiada” o se ríe a carcajadas después de envenenar a alguien? Las actuaciones no creo que lleguen a ser mencionadas en los premios de la academia. Los exteriores son repetitivos, me refiero a que viven en una mansión de mil hectáreas y toda la acción transcurre en la sala de la casa o en una habitación. Otro detalle de las mansiones es que siempre tienen escaleras, entonces ves bajar a las malvadas con un aire de superioridad inigualable. Son malas, nadie lo duda, pero tienen algo que encanta. Miles de mujeres ven la misma historia una y otra vez, y terminan enganchada por una trama superflua, con pésimas actuaciones, dirección de locura y guiones de infarto con personajes planos y estereotipados. Las telenovelas son lo MÁXIMO y algunas son para el recuerdo.

El mundo de las telenovelas es extraño. Lo primero que se debe saber es que la historia siempre es la misma: Una chica humilde, pero con pechos, rostro y cadera de modelo, crece en un barrio sin saber quiénes son sus padres. Por lo general es criada por su abuela o por un hombre que dice ser su padre pero no lo es, lo que se debe saber es que durante el transcurso de la novela ese personaje morirá de una enfermedad degenerativa para que la protagonista sufra la pérdida de sus seres queridos. Sí, porque la protagonista vino a sufrir las barbaridades de las gentes malas de la sociedad. Ella es una santa, inocente en todo el sentido de la palabra, pero le ocurre todo lo malo e inimaginable.

Hasta ahora todo bien; la chica pobre vive en el campo o en un barrio y es feliz con su abuela (o) y posee un enamorado que es buen chico, pero no tiene los millones tampoco es atractivo. También posee una mascota que podría ser un perro y morirá a manos de la malvada, pero como la historia se transmite en horario infantil no habrá una escena explicita.

La protagonista por casualidad de la vida encuentra trabajo como mucama en la mansión de los ricos del pueblo (Se debe recordar que la niña es pobre, a pesar de que se ve bien alimentada) y se enamora del heredero de la familia ( Spoiler: Realmente no es el heredero porque la verdadera heredera es la chica del barrio y no lo sabe porque la esposa del dueño de la empresa hizo desaparecer a la madre de la protagonista hace mucho tiempo atrás).

La novia del heredero (una mujer con serios problemas psicológicos y de autoestima) se entera de que la arrastrada (porque la novia del protagonista es tan mala que llama arrastrados a los del servicio y se ríe frotándose las manos como todo buen villano ) trata de quitarle su marido ( eso es porque el galán de la novela es de ella, sólo le pertenece a ella). El novio o marido o prometido de la novela es un galán que todo lo que hace es vestir bien y lucir bonito a caballo o en su moto o en un auto deportivo. Debo aclarar que a pesar de ser multimillonarios no cambian de autos, sólo tienen dos o tres y que son dueños de una empresa pero nunca aclaran a qué se dedican realmente (son millonarios y punto).

El galán es de buenos sentimientos, aunque un poco pendejo y muy amigo de la gente pobre de la novela. El galán debe tener un mejor amigo, el cual debe ser negro o morenito. Ese amigo del protagonista no tiene mucho peso en la trama principal, es probable que muera a manos de la villana.  En cambio la novia del protagonista es el diablo hecho mujer y hace toda clases de cosas para hacer imposible que el amor logre su cometido (la cuestión es que la arrastrada está predestinada a ser el amor de la vida del galán). De las novelas que recuerdo la mala trató de envenenar a la protagonista, la dejó paralitica en dos oportunidades, la hizo perder la memoria, la lanzó de un acantilado, la metió en un manicomio (un clásico) y le quemó el rostro con ácido, a pesar de todo eso la protagonista sobrevive y vuelve. Sí, ella vuelve.

La chica sufre y se marcha por un tiempo del pueblo. La mala se cree victoriosa y se dedica a hacer las cosas que los malvados hacen después de que ganan; Siembran bonsáis, practican yoga o juegan monopolio malvado ( es el mismo monopolio, pero para gentes malvadas ). La buena de la novela regresa a la escena, pero ya no es la buena e inocente de antes, ha sufrido y eso la ha marcado, entonces, le acomodan el cabello, cambian de ropa y le ponen un poquito más de maquillaje. Y vuelve como la heredera absoluta de la fortuna del viejo. Algo importante es que la protagonista debe hacer su entrada triunfal y todos deben quedar sorprendidos al verla. Olvidé mencionar que durante su estadía como mucama en la casa del viejo millonario, además de sufrir las maldades de la novia del galán, se hizo amiga del patriarca ( me refiero en el buen sentido porque el viejo la veía como una hija y nunca se sobrepasó con ella, a pesar de andar con minifalda y estar buenota) y todas las gentes de allí la aman con las excepciones de la esposa del viejo y la novia del galán. Entonces el viejo cambia su testamento y la coloca como heredera absoluta del negocio familiar ( y está por terminar la novela y nadie sabe de qué viven esas gentes) porque justo antes de morir le pega la conciencia y se enteró de que dejó una niña huérfana por allí regada. También debo acotar que la abuela ( o el padre) murió, pero antes de hacerlo le dijo  toda la verdad sobre su pasado.

Y viene el gran final, la buena de la novela vuelve a la mansión como la dueña y toma justicia por su mano, pero perdona al Galán porque lo ama y son felices por siempre. La mala más malvada de la novela muere, pero no la mata la protagonista; por lo general es traicionada por su más fiel ayudante que se pasa al bando de los buenos o se resbala y cae de un acantilado o se incinera accidentalmente con gasolina.

El final siempre, pero siempre, es una boda y están todos presentes (con la excepción de los que se murieron y están en el cielo y los malos que están en la cárcel o muertos ardiendo en el infierno) ¿Se recuerdan el chico que estaba enamorado de la protagonista en los primeros capítulos? Pues él se casó con la mejor amiga de la protagonista y son felices en su choza humilde del barrio, son invitados de honor en la boda de los protagonistas. También están los personajes cómicos, los gordos y los del barrio ( porque la protagonista no se olvida de dónde viene). Los niños, sí debe haber niños por allí jugando y haciendo diabluras (los hijos de los personajes secundarios). La asistente de la malvada se arrepiente y la traiciona justo cuando la mala estaba a punto de ganar la pelea ( como mencioné anteriormente), y se vuelve buena y es perdonada por todos.

En cuanto a los diálogos no tengo mucho qué decir. Siempre hablan con miradas penetrantes. Es como si cerraran los ojos después de decir alguna cosa. Siempre son frases memorables; “maldita”, “Te odio con toda mi alma”, “Eres una arrastrada”, ” Yo quiero ayudar a la gente pobre”. La protagonista siempre reza, ella debe ser una devota católica y reza en voz alta. Siempre que habla mira al cielo y relaja el rostro. La malvada, siempre está tensa y destila odio en su mirada. Sí, las miradas son fundamentales en los diálogos. No se debe olvidar al cura del pueblo, el cual no es pedófilo ni nada por el estilo, es sabio y aconseja a todos los creyentes con frases sacadas de un libro de autoayuda  y al final es él quien casa a los protagonistas.

En términos generales me gustan, a veces escucho acerca de la trama y me agrada saber que todas esas personas trabajan para el disfrute de su publico. No las considero obras magistrales de la literatura, pero poseen algo que encanta; entre gustos y colores todo es válido, tal vez no ganen premios, pero no hay que omitir su influencia y que son peculiares.

En lo personal; mi madre confesó que siempre quiso una casa con escaleras en la sala, como las de las telenovelas. Eso me causó cierta tristeza, lo más probable es que ella nunca pueda ver una de esas mansiones con escaleras. Ella fue muy pobre en su infancia, creció en un pueblo y quizás se sintió identificada con esos personajes. Entonces pienso en todas esas mujeres que sintonizan esas historias y lloran ( porque de verdad lloran) con el sufrimiento de sus personajes favoritos. En realidad no creo que lloren por la desdicha del personaje, sino por la de ellos mismo. No deseo ahondar mucho en el tema, la cuestión es que sin duda alguna las novelas dejan una marca en latinoamerica,  son un fenómeno mundial y merecen su espacio.

Anuncios

2 pensamientos en “Las telenovelas

    1. robertoaraque Autor de la entrada

      No sé qué tan educativas pueden ser. Sólo recuerdo que cierto día mi madre comentó que le encantaban, de niña quiso vivir en una mansión y tener caballos y yates. Tal como mencioné en el cuento, ella se crió en un pueblito con mi bisabuela ( mi abuelo abandonó a mi abuela unos meses antes de ella morir). Lo más probable es que mi madre nunca llegue a pisar una casa así, ni tener los lujos que la telenovela vende. Pero te digo algo; muchas mujeres lloran y sufren por las desdichas de esos personajes estereotipados. En realidad creo que esas telenovelas representan una válvula de escape a nuestra realidad, hacen soportable nuestra miseria ( o por lo menos la de las mujeres). Te puedo decir con propiedad que el latino tiene dos grandes vicios: el alcohol y las telenovelas de la tarde. Nuestra vida es miserable ( como nación) y nuestro futuro aún peor, la abstracción es lo que hace soportable la existencia. Mil gracias por comentar, casi nadie me comenta el blog ni me sigue jejeje

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s