la, le, lí, lo…lu

“a, e, i, o, u…el burro sabe más que tú”. Siempre recuerdo esa frase.

Para saber cuando se usan se debe tener claro lo siguiente:

  1. El complemento directo: lo, los , la y las.
  2. El complemento indirecto: le, les.

No es lo mismo decir: ” Reunió nuevos empleados para presentarlos al jefe” que ” Reunió nuevos empleados para presentarles al jefe”. Es un error común, y pasa desapercibido, siempre depende de lo que se desee expresar. En este caso no se sabe si es el jefe quien se les presenta a los empleados o ellos a él.

A veces uno tiene una idea, y puede ser genial, pero a la hora de transcribir sucede que no la expresas como quisieras hacerlo. Y lo peor es que tú no te das cuenta, pero el lector sí.

Al uso inadecuado del complemento indirecto (le y les) se le denomina leísmo, laísmo para “la y las” y loísmo para “lo”.

Ahora lo de complemento directo e indirecto. Lo y las son el caso acusativo, que es del complemento directo; Le y les son dativo, caso del complemento indirecto. Ejemplo:

” Cuando la veo ese peinado”  Resulta fácil notar que no es correcto. Sin embargo, qué es lo que veo ” el peinado”, complemento indirecto de la oración (a quién veo; “Eloisa”) y por lo tanto es correcto decir: ” Cuando le veo ese peinado”.

” Cuando la veo con ese peinado”. Aquí qué es lo que veo, “Eloisa”. El complemento directo.

Para este tipo de análisis se debe tener muy claro el objeto directo e indirecto. Por ejemplo:

” Lo di un empujón”.  Se debe recordar que el complemento directo de “dar” es ” empujon” y el indirecto es ” a quién”.  Entonces lo correcto es: ” Le di un empujón”.

Cuando el complemento directo es una persona o cosa personificada, lleva la preposición “a”, no la lleva en los otros casos. Ejemplo:

“Quiero a Pedro”. No es correcto decir: ” Quiero Pedro”. Sin embargo, no decimos ” Quiero a pan” en vez de “Quiero pan”. Se debe tener claro que si decimos ” Quiero a Pan”, se presume que Pan es un nombre de una persona.

Estos son casos fáciles de identificar, sin embargo, hay un caso que resulta difícil.

“Le presentó a María” y ” lo presentó a María”.  Se debe tener cuidado, muchas veces expresamos cosas y no llevamos un control.

Recomiendo leer el libro de Gonzalo Martín Vivaldi, de aquí obtengo la información. Es muy bueno.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s