Reseña de Epitafio Nocturno ( Parte I )

Ciertamente cuando leí el título del poemario sentí algo de animadversión porque los epitafios son textos que honran a los difuntos y en su mayoría están inscritos en  lápidas o placas. Sucede que la palabra tiene un matiz lúgubre y al agregarle el adjetivo “nocturno” resulta en algo, desde mi punto de vista, redundante. Después, cuando terminé de leer el libro, sentí que la presentación y el orden de los poemas no son los adecuados, no obstante, eso es una cuestión de gustos y no debe ser objeto de crítica. Quizás sea lo único que pueda objetar a la obra de Irán Infante.

Los poemas tienen una connotación oscura – tal y como se esperaba-, resultan ecos o sombras de una pasión no consumida o una promesa, del desdoblamiento del ser y el yo y, en algunos casos, enarbolan lo tétrico u honran al paroxismo. No es de extrañar que la temática de la muerte esté presente en la mayoría de los poemas, en algunos casos literalmente y no como un cambio o mutación del ser. El suicidio es algo que se deja entrever y la sangre da una idea de cómo; corte profundo.  El poemario se asemeja a una caravana de tumbas; todas oscuras, tristes, sangrantes y quiméricas – aunque parezca contradictorio-. Sin embargo, el amor está presente. Pero no de una forma más o menos romántica ni siquiera como salvador o lucecillas en la oscuridad, sino como algo inalcanzable o que desgarra y oprime; como el verdugo. El sexo está como un arma que infringe el más puro y tierno pesar. Existe un juego tétrico entre el amor y el sexo, lo carnal y lo eterno y que la muerte corona con un beso. Lo que no es el amor, lo es la muerte; la salvadora.  Nostalgia y melancolía, dos palabras que también pudiesen agregarse al compendio para dar luces a lo que representa Epitafio. No obstante, si pudiese definir este poemario en una sola palabra diría tribulación. Todos los poemas guardan relación con este término.

Según la real academia española tribulación proviene del  latín tribulatĭo, -ōnis y puede significar congoja, pena, tormento o aflicción moral. También persecución o adversidad que padece el hombre. Epitafio está más identificado con el segundo. En el poemario todas las imágenes son lúgubres y dramáticas, entonces existe una armonía y su mayor logro es que logra definirse a sí mismo. Además de hacer honor a su nombre. No existe un poema que salga de la temática. Llega un momento en que cada uno de ellos son como una punzada, el lector no termina desangrado mas sí sumido en su oscuridad. En eso el autor logra su objetivo. Alguno que otro podrá aducir que Irán Infante vendría a ser lo que denomino Poe-tas (imitadores de Poe, adoradores de profeta del romanticismo oscuro con algún mendrugo de literatura gótica, trascendentalismo y modernismo). No obstante, en sus poemas existe algo crudo y rustico que deshila cualquier similitud con los Poe-tas. Existe una economía del lenguaje, un buen uso de imágenes y personalidad.  En cuanto al uso de las imágenes se hace referencia a las aves; cuervos, palomas, garras, alas y plumas. Esto tiene su significado. Para empezar debo aclarar que el uso de imágenes está íntimamente ligado con la economía del lenguaje, puedo citar a Carl G. Jung, en “El hombre y sus símbolos”; “usamos constantemente términos simbólicos para representar conceptos que no podemos definir o comprender del todo… Pero esta utilización consciente de los símbolos es sólo un aspecto de un hecho psicológico de gran importancia: el hombre también produce símbolos inconscientes y espontáneamente en forma de sueños”  No digo que Irán utilizó o se fundamentó en sueños para crear su poemario, pero el uso – o quizás abuso – de ciertas imágenes da a entender que hay un mensaje enviado – consciente o inconscientemente- al lector; algo que no se puede expresar con palabras.

Y continuando con Carl Jung, él pensaba  que  «el animal representa la psique no humana, lo infrahumano instintivo, así como el lado psíquico inconsciente».

Entonces lo que se muestra en la elección del animal como favorito son aspectos primarios del psiquismo. Según el tipo de animal esos aspectos estarán mejor regulados o no por la parte más evolucionada del psiquismo. La primitividad del animal indica la profundidad del estrato. Si nos vamos al poemario tenemos cuervos, palomas y chaures, ningún ave de alto vuelo como águilas, halcones o cóndores.  Entonces partiremos con los pájaros en general:

Para el Taoismo tiene el de la ligereza, de liberación de la pesadez terrenal. Es un símbolo del alma escapándose del cuerpo, o al menos, del intelecto. Así son interpretadas, con un significado chamánico, las representaciones de hombres-pájaro prehistóricos…

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s