La septuagesima primera llegada de cristo

Ciertamente, no así tan seguro como podría estar de otras cosas, veo que elegir un candidato a un cargo público es tan similar, o eficiente, como entregar un revolver a un ladrón con la promesa de que lo usará en tu beneficio o el de la comunidad – limpiar las calles, cuidar las canchas, crear parques, disminuir el desempleo…-. No por miedo ni rebeldía o algún intento filosófico de borracho madrugador encuentro interesante esta analogía; le entregas el revolver al timador, pasan tres meses y te roba el salario de 15 días de trabajo; votas por el candidato de tu preferencia, pasan cuatro años y te roba el equivalente a 1000 años de trabajo. Pero está el beneficio de la duda, no podría decir que todos son corruptos, sin embargo, en el fondo lo sabemos. Por alguna razón estoy aquí a la espera de lo impostergable y no en otro lado disfrutando los beneficios de cincuenta vidas de trabajo.

Habrá quién exprese que se ha tergiversado el significado de la política, quizá se remonte a los pensamientos de aquellos griegos. En cambio la realidad es otra y muy dura. Pensarán que estoy loco, pero no. No puedo demostrarlo, mas pienso de una manera poco común. Ejemplo: Anteriormente, una persona encontraba creíble que un hombre – el cual no conocieron ni tenían constancia de que existió – caminó sobre el agua, también la convirtió en vino – lo cual es poco práctico si se está en el desierto – y resucitó a los tres días – obvié otras cositas como caminar cuarenta días por el desierto, revivir a unos muertos, ser el hijo de Dios… -. Pero aun creyendo en él no siguen sus enseñanzas – entonces deduzco o asumo que en el fondo no creían en él-. Por otro lado no creían – o decían no creer- en las promesas de un hombre que conocian y, en algunos casos, han disfrutado de su compañía – porque al conocer a una persona ya se tiene una idea si miente o no – y votan por él. Ahora bien, si un problema tiene solución se soluciona, si no tiene pues no se soluciona. No hay solución, votar es un acto de fe. Pero al final, ni Cristo resolverá tus problemas, tampoco el hombre por quien has votado. Mucho menos planteará soluciones y el mundo seguirá girando, tú con él lo quieras o no.

Ver la vida de un punto de vista pesimista no ayuda, sin embargo es la más razonable de todas. Cuando se hunde un barco nadie quiere escuchar que todos sus tripulantes morirán ahogados, no obstante eso es lo más lógico. Recuerdo que era diferente hace algunos años. Todo era distinto, inclusive actuaba de otra forma. Sonreía, veía la vida con ánimo y tenía fuerza; estaba motivado. Pero ahora, no soy más que una hoja muerta apenas colgante de un árbol marchito. Todo cambió con su llegada. Cuando regresó Cristo todo el mundo pareció emocionado porque de un solo tajo derrotó a Satanás y sus legiones. Se acabaron las guerras y se implantó la política del perdón. Las naciones dejaron de existir y hubo paz. La muerte se convirtió en un vago recuerdo y se buscaron maneras para que todos cupiéramos en el planeta. Creció la población y arrimados unos con otros éramos felices. Cuando aumentó en demasía, Cristo hizo la tierra más grande. Él tenía la solución a todo, escuchaba a todos y, sobre todo, nos amaba por igual. Pero, cómo suele suceder, qué sería de una historia de amor sin algo de maldad. Alguien, no sé si por inocencia o infinita astucia, le planteó a Cristo que reviviera a todos los muertos. Era buena idea. Había mucho espacio, comida, recursos y todos teníamos a un ser querido desaparecido. Sin tener que pedírselo dos veces Cristo revivió a todos, a todos sin excepción. Uno a uno los fue visitando. Cierto día le tocó visitar a Hitler. Él vivía en una casa compartida con Stalin, Mugabe, Julio Cesar, Caligula, Genghis Kan, Charles Manson, Homero, Hernán Cortez y Churchill – se habían reconciliado para ese entonces -. A mí no me agradaba la idea de que vivieran juntos, pero a Jesús le encantó. Porque eso demostraba que el amor lo podía todo. En cambio algo me decía que la cosa no terminaría bien. En la visita bebieron, rieron, cantaron rancheras y jugaron cartas. No sé qué pasó, pero Stalin y Churchil estaban cabizbajos. Jesús, como de costumbre, le preguntó qué tenían. Respondieron que Estaban tristes por Hittler, había cambiado; extrañaban al Hitler de antes. Jesús no prometió nada, sin embargo habló con Hittler.

–        ¿Cómo estás Adolfo ? – Olvidé mencionar que lo primero que hizo Jesús al llegar fue instaurar una lengua común.

–        Bien, maestro. Aquí sorprendido con la maravilla de este mundo. –

–        Pues, disfrútalo. –

–        Eso hago.- Respondió. Para ese momento solicitaron mi presencia y dejé a Jesús con Hitler. La conversación se postergó por varias horas. No sé de qué hablaron, pero Jesús se mostró alegre y optimista el resto del día. Pidió audiencia con su padre y le planteó un cambio; Instaurarían democracia. Al parecer, en su conversación con Adolfo, Jesús entendió algunos errores en la estructura celestial. Todos los cargos debían ser por elección popular, inclusive el cargo de Dios y padre del universo. La lógica de Jesús era defendible; su padre era perfecto, todos votarían por él. El viejo no pareció convencido, quizá porque entendía que aun muerto satanás, como representación del mal, resurgiría. Sin embargo accedió  a someter su cargo a elección popular. Se realizaron primarias con varios candidatos. Grandes líderes se postularon, por cada continente triunfó un candidato. Asía propuso a Confusio, Africa a Mandela, Oceania a Darwin – no sé por qué – América eligió a Neruda y Europa al papa Juan Pablo II. Todos parecían estar contentos, pero había rumores de que deberían incluirse otros candidatos. Existía una gran cantidad de mentes ilustres que no fueron tomados en cuenta.  Allí fue cuando surgieron Dostoiesky, Roseau, Lincon, Bolivar, San Martin, Tolstoi, Mao, la reina Isabel y otros. Dios padre no quino postularse, porque era el dios en ejercicio y eso podría afectar el resultado de los comicios. Jesús fue propuesto por quince billones de arcángeles.  No obstante 5 billones no estaban de acuerdo; propusieron a lucifer. Contrario a lo que se pensaba, él se arrepintió. No quiso ser candidato e imploró perdón por todo el daño que había hecho. Jesús se sintió aun más complacido e insistió. Lucifer permaneció firme en su decisión; mas propuso a Hittler como candidato. Ellos eran amigos desde hace mucho tiempo. Cuando fueron derrotados en la última gran guerra, hittler permaneció a su lado hasta el último instante. Al revivir ambos se mostraron arrepentidos y llevaron una vida sedentaria hasta que lucifer fue aceptado en el cielo y hittler se fue a vivir con Stalin y Churchil. Pasaron los años y se realizó la elección. Jesús ganó la primera vuelta con el 49.9 % de los votos escrutados , Hittler – contra todo pronostico – logró obtener un 33% del electorado. El otro 17.1 % estaba disputado entre varios candidatos que no tendrían opción a segunda vuelta pues no habían obtenido el mínimo de 10% de los votos. Antes de iniciar la segunda vuelta se hizo un debate. Jesús tenía las de ganar,accedió a realizar un debate porque su jefe de campaña tenía todo el conocimiento. Lo vi de pié en un auditorio impecable, su bata blanca y sandalias de cuero. Se afeitó la barba y el cabello para transmitir un poco más de seriedad. La primera pregunta fue para Jesús:

– En los últimos días muchas personas se han quejado. Les parece demasiado arduo tener que ir a recoger los alimentos, procesarlos y cocinarlos. ¿ qué harás para resolver esto ? –

-Hablaré con mi padre. Oraré para que las personas tengan ánimo y puedan recoger sus alimentos- Respondió Jesús.

– ¿ Y usted señor Adolf ?-

– Primero que nada deseo expresar mi agradecimiento. Este servidor no merece estar aquí.-

– No digas eso- Interrumpió Jesús. Cualquier idea será bien recibida.

– Gracias. En tal caso expondré mi idea: No oraría, no rogaría a Dios. Para empezar he encontrado un grupo de científicos, ellos me han planteado una solución. Crearemos una mutación para que las personas no tengan que consumir alimentos. Obtendrán los nutrientes del aire, por medio de las glándulas …- Explicó con lujo de detalles lo que se haría, además trajo tablas y gráficos. La gente se mostró maravillada con sus respuestas. Incluso a Jesús le agradó la idea. La siguiente pregunta fue para Jesús porque hittler tardó mucho explicando el proceso.

– ¿ qué consideras tú que te hace apto para optar al cargo de Dios del Universo ? –

– He muerto setenta veces (70), todas ellas por una buena causa. Soy hijo de Dios, amo a todos los seres vivientes y he servido por miles de años a mi padre. Además hago milagros.

– ¿Qué tipo de milagro haces ?- Preguntó el presentador.

-Caminar sobre el agua, revivir muertos, convertir el agua en vino y otros. –

– ¿ Qué respondes a eso hittler ? –

-No hago milagros, pero puedo hacer todo eso que el dice sin ser hijo de Dios. –

– ¿Cómo es eso ? – Preguntó el presentador.

En eso hittler llamó a un grupo de científicos que explicaron cómo era posible convertir el agua en vino, lo hicieron mediante la manipulación molecular; revivir muertos, con pulsos eléctricos controlados y caminar sobre el agua resultó sencillo pues llamó a un “mago” que explicó cómo se podría caminar por el agua. Hasta Jesús se mostró maravillado.

Ciertamente para todo milagro, hittler encontró una explicación cientifica. En algunos casos pudo mejorarlos. Cuando se realizó la votación ganó con el 50% más un voto. Quise realizar un conteo de votos, pero Jesús me detuvo. Allí fue cuando comprendí; el último voto fue de él mismo.

Hoy me preparo para lo impostergable. Desde hace algunos años, después de la muerte de Dios padre mientras vagabundeaba por el kremlim,  Jesús cedió el puesto a un tal mahona. y así como si anduviera ante un gran ejercito, emergió entre la muchedumbre y protestó contra los abusos del gobierno . Sin milagros, sin espadas, sin ángeles…sin nada, librará una guerra comandando a miserables, hambrientos y zarrapastrosos; nos hará libres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s