Diferencia

No es lo mismo ver que observar. Los hombres miran, mas no observan. En cambio la mujer es todo lo contrario; ellas notan el porte, prestancia, actitud, seguridad y el estado de ánimo. Incluso pueden entrever la personalidad de una persona con sólo mirarla. De allí la frase: amor a primera vista. El hombre mira; culo, tetas, piernas, abdomen, cabello, rostro y, por último, los ojos. Pero no ven lo esencial. Sin embargo, lo que sí es peculiar, y  al mismo tiempo común, es que el hombre sabe escuchar. Allí se aplica el mismo principio; no es lo mismo oír que escuchar. El que oye no analiza, mas el que escucha no sólo nota la musicalidad o lo hermoso en las palabras, sino que le busca sentido; la concordancia entre lo que se dice y se hace. Y debido a esto pueden mentir, porque entienden lo que la mujer quiere escuchar y cómo debe escucharlo. Por otro lado la mujer sabe lo que el hombre desea ver y cómo lo desea. Esa es la razón por la que los hombres mienten, y aprenden a mentir, y las mujeres se maquillan, y aprenden a hacerlo desde muy pequeñas.

Esto nos lleva al cuento en cuestión:

“Él la miró, ella lo oyó y fueron infelices por siempre.”

Fin.

Roberto Araque

Anuncios

2 pensamientos en “Diferencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s