Papel higiénico

Papel higiénico

Parte I

Con este asunto del papel higiénico me provocó definir algunas cosas; las palabras royo, rollo, raya, ralla, olla y hoya. Si bien la ausencia del papel sanitario es algo penoso, más aun es cuando no lo escribimos incorrectamente. Por eso, y como no puedo hacer que las empresas aumenten la producción del preciado, investigué pautas para por lo menos escribir correctamente las palabras antes mencionadas y que no pasemos por tontos a la hora de quejarnos por twitter u otra red social.

Para empezar definiré lo que es el papel higiénico, su historia y algunas curiosidades que encontré en la revista “muy interesante”.

El papel higiénico ( rollo higiénico, papel de baño, papel sanitario o papel toilette) es un papel fino que se usa para la limpieza anal y genital tras defecar u orinar. Puede estar perfumado o no, eso depende del caso o el bolsillo de cada persona. Su formato más común es el de rollo de papel, pero también es posible encontrarlo en paquetes y se vende en mercados, supermercados  y farmacias. Aquí se podía encontrar en bodegas y abastos populares.

Aunque existen pruebas que mencionan su uso en el siglo VI a. C,  en el siglo IX, las personas en Europa solían usar hojas de lechuga,  agua, trapos, pieles, césped, hojas de coco o de maíz. Los  griegos se aseaban con trozos de arcilla y piedras, mientras que los romanos se servían de esponjas amarradas a un palo y empapadas en agua salada. Por su parte, los inuit optaban por musgo en verano y por nieve en invierno, y para la gente de zonas costeras la solución procedía de las conchas marinas y las algas. Lo que quiero decir es que no cunda el pánico si no hay papel en Venezuela, siempre habrá una salida.

Aunque parece mentira los primeros en crear y usar papel higiénico fueron los chinos. Ellos en el siglo II A.d.C.  diseñaron un papel higiénico primitivo. Varios siglos después las hojas chinas destacaban por su tamaño (50 cm x 90 cm). Sin duda, estas hojas estaban acorde con la posición jerárquica de sus usuarios: los emperadores y sus cortesanos. Supongo que eso quiere decir que el emperador usaba un trozo más grande y de mejor calidad.

Siempre han existido diferencias de clases. Esto se manifestaba en el uso de los productos, el papel higiénico no escapa a esa realidad. Por ejemplo; los romanos pudientes utilizaban lana empapada en agua de rosas, mientras que la realeza francesa utilizaba encaje y sedas. La hoja de cáñamo era uno de los materiales más utilizados por los ricos y poderosos. Los pobres tendría que usar otro tipo de cosas un poco menos delicadas y más abrasivas. No obstante, eso cambió un poco con la llegada de Joseph C. Gayetty quien fue el primero en comercializar el papel higiénico (1857). Su producto consistía en láminas de papel humedecido con aloe. Era denominado:

“Papel medicinal de Gayetty

Si bien el nuevo producto tenía un alto precio ya se vislumbraba su comercialización  para las masas.  Se vendía con el eslogan:

“La mayor necesidad de nuestra era, el papel medicinal de Gayetty para el baño”

En 1880 los hermanos Edward y Clarence Scott comercializaron el papel enrollado que hoy conocemos. Aunque para la época se consideraba inmoral que el papel estuviera expuesto en las tiendas a la vista del público, con el tiempo fue calando en la sociedad hasta convertirse en lo que es hoy en dia; algo normal. Sin embargo, el papel de los orígenes, no era un producto suave ni absorbente, prueba de ello es que en 1935 se lanza un papel higiénico mejorado bajo el reclamo de “papel libre de astillas”. Eso da a entender que muchas personas se le incrustaban astillas antes de la salida del producto mejorado.

Por otro lado el papel ha tenido una importancia a lo largo de la historia. Un caso curioso fue el premio otorgado a  Kimberly-Clark en 1944 a cargo del Gobierno de los Estados Unidos. El motivo de dicho reconocimiento fue:

“Su heroico esfuerzo en el suministro a los soldados durante la II Guerra Mundial.”

De igual forma sucedió en la Operación Tormenta del Desierto; el verde de los tanques estadounidenses contrastaba demasiado con las blancas arenas del desierto y no se contaba con el tiempo necesario para pintar los vehículos. Se optó por envolver los tanques en papel higiénico como técnica de camuflaje de última hora. Lo cierto del caso es que de ser un producto denostado y vendido discretamente, el papel higiénico se ha convertido en el protagonista de pasarelas de moda, obras de arte y delicados trabajos de papiroflexia (Origamis). El papel higiénico tal cual lo conocemos hoy en día ha experimentado un gran desarrollo a lo largo de los cerca de 140 años que han transcurrido desde su invención. A la doble capa del papel (incorporada en 1942) se suman tecnologías punteras que aportan mayor suavidad y absorción. La última innovación del producto supone incorporar loción de karité, un fruto natural con reconocidas propiedades cosméticas.

Su uso es muy extendido. Algunos países más que otros. Por ejemplo en Suecia se utiliza una gran cantidad de papel higiénico en comparación con el resto de Europa. El consumo de papel higiénico en ese país es de unos 15 kg por persona al año, y en Europa es de aproximadamente 8 kg/ año. En Estados Unidos cada persona 22 kg/ año. Calculado sobre toda la población mundial, el consumo es de 4 kg por persona/ año Según el diario “PPM Express” en 2010, Rusia produjo 2.120,63 (109% de 2010/2009) millones de rollos de papel higiénico nominales, lo cual es un poco menos de 15 rollos por persona por año. Eso da una idea de qué tan extendido es su uso.

Las ventajas del papel higiénico son su facilidad de uso, que es bastante absorbente, y se puede tirar de la cadena tras su uso. En la mayoría de países en los que el papel higiénico es común los sistemas de alcantarillado, incluidos los tanques sépticos, puede aceptar papel higiénico junto con excrementos humanos. En muchos casos se utiliza una lata o cubo de la basura junto al retrete para tirar el papel, si la fontanería o sistema séptico no pueden hacer frente con papel higiénico. En Venezuela sucede lo mismo, aunque debería existir una cultura de reciclado o algo por el estilo.

El papel higiénico está disponible en varios tipos, una variedad de colores, decoraciones y texturas, para hacer un guiño a la preferencia personal y a la economía del usuario. A veces se elabora a partir de reciclaje de papel; sin embargo, grandes cantidades de pulpa virgen de árboles se sigue utilizando en la fabricación de este producto. Hoy día se encuentran disponibles algunos tipos de papel reciclado más acordes con las ideas ecologistas, lo que reduce la polución causada tanto por las aguas fecales como por el empleo de materiales empleados por la industria papelera (por ejemplo, el cloro que se emplea para blanquear el papel). Esto es un avance, lo cierto del caso es que su principal desventaja es que el uso de este papel ocasiona tala de árboles y se ha arraigado tanto en la cultura popular que no se vislumbra alternativas un poco más ecológicas.

Algo que encontré en wikipedia acerca de la elaboración del papel higienico es lo siguiente: Se utiliza fibra de origen vegetal, la cual es mezclada con sustancias químicas y agua para formar una pasta. Dicha pasta se pasa por una prensa que elimina cualquier exceso de agua, la aplasta y forma un pliego húmedo. Después se pasa por un gran tubo caliente y por un secador. Una vez seco, pasa por un tratamiento para mejorar su calidad. Hecho esto, el papel es decorado y se enrolla en un gran cilindro. Luego pasa a un aparato que lo marca horizontalmente con pequeños cortes cada 10 centímetros. Finalmente se enrolla en largos tubos de cartón y estos se cortan dependiendo del tamaño establecido para formar los conocidos rollos.

En virtud del precio, o de la escasez del producto, el papel higiénico muchas veces se sustituye con papel de diario, como pasó en Cuba en 2009 y en Venezuela parece que vamos por el mismo camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s